Nuevas insignias para los cofrades

MEDALLA

YA DISPONIBLE ESTA TARDE TRAS SU BENDICIÓN

EN LA SACRISTÍA DE SAN ILDEFONSO

La empresa encargada para su realización ha sido la Orfebrería ANGULO BRONCES de Lucena en Córdoba, se dedica desde 1880 a la fabricación de objetos en metales como cobre, latón, alpaca, plata y oro. A partir del 1935 especializados en Orfebrería y restauraciones de obras de arte. A partir del 2000 inicia una nueva experiencia al introducir en su fabricación nuevos productos en la fabricación de medallistería y pequeño regalo en sistemas de inyección y micro fusión en latón, plata y oro, ya que hasta ese momento solo fabricaba originales artesanales para otros fundidores del gremio.

Cuando se nos solicita la fabricación de una medalla para la Archicofradía Sacramental de Jaén bajo un presupuesto anticipado y aprobado en Cabildo de Cofrades el pasado año 2019, se nos presenta un antiguo modelo donde se reflejaba la antigüedad y categoría e iniciamos un proceso de nuevo diseño manteniendo los criterios de su prestancia.

Se realiza un buril en cera compuesto de tres piezas que se complementas para después realizar una fundición inicial en plata de ley que se utiliza para duplicar varios originales en plomo copìatívo para su reproducción seriada siempre con un máximo cuidados por un grupo de expertos profesionales. Una vez realizados los patrones se realizan cauchos para para su fundición por el sistema de centrifugado donde se le aporta material fundido de zamak (para este caso), y que una vez fundidos se repasan mediante finas limas y pasan a tolvas de vibrado y pulido. Posteriormente se procede al ajuste de todas las piezas fundidas a la separación y enganche manual, para realizar la electrolisis sumergiéndolas en baños en plata de ley y en baño de oro y una vez secas con serrín de haya se unen con laca de contacto.

Esta medalla se hace tal cual, como tienen en sus estatutos, que hasta el día de ayer tenia solo en baño de plata. En la misma medalla bicolor, se ha añadido una gota de esmalte blanco simulando la sagrada forma dentro de la custodia tanto en la medalla como en la insignia. Nos atrevemos a decir que es la primera medalla bicolor y con esmaltes de la capital.